Promociones especiales

No hay productos especiales en este momento.

lactancia lijot

lactancia

El momento de la lactancia es uno de los vínculos más bonitos entre madre e hijo, sin embargo, a veces se convierte en un verdadero tormento cuando las madres sufren fuertes dolores o molestias pequeñas, pero continuas. Aquí te dejamos una serie de consejos para que puedas convertir ese instante en un momento agradable: 

  • Busca un lugar tranquilo donde poder darle el pecho al bebé, para que ambos os sintáis relajados y nada interfiera en la toma.
  • El bebé debe succionar la areola completa para evitar grietas y otros daños mayores. ¡No solo el pezón! Justamente, la mayoría de las grietas, aparecen por un mal agarre. Esto es muy importante y muchas madres primerizas lo desconocen.
  • Las tomas varían mucho dependiendo de los propios bebés. No todos los niños son iguales, por tanto, algunos necesitan hacer tomas más largas y otros mucho más cortas, pero más continuadas.
  • La gran cantidad de leche, a veces, puede causar dolor en los senos. La mejor solución es amamantar al bebé más veces o extraer la leche si fuese necesario. Numerosas son las mujeres que optan por extraerla, guardarla y usarla cuando la necesitan.
  • Procurar que se vacíen los pechos por igual en las tomas, para evitar tensiones en ellos. Se recomienda recordar cuál se vació más para empezar por el otro en la siguiente toma.



La leche materna aporta beneficiosos nutrientes al bebé, con lo que es muy importante para su desarrollo a todos los niveles. Escoger un espacio tranquilo, mantener un agarre de la areola adecuado y controlar el vaciado de cada seno son las mejores medidas para hacer de la lactancia un momento plácido y satisfactorio.